SANTIAGO.- Cuatro de las presuntas víctimas que habrían sido abusadas sexualmente por  Kelvin Francisco Núñez Morel (payaso Kanqui) acudieron este viernes al Palacio de Justicia de Santiago, donde se espera que se le conozca media de coercieción al imputado esta mañana.

Félix Portes informó que  trata de tres masculinos y una femenina, a quienes estará representando de forma legal. Dijo que estarán en el lugar por si son requeridos por el Cuarto Juzgado de la Instrucción.  Sin embargo, reiteró que no es necesario que las víctimas estén presentes en el conocimiento de la medida de coerción porque la ley no las obliga, sí en el juicio.

Agregó que posee las querellas que presentará a la fiscalía durante la audiencia y que acogerán los 18 meses de prisión preventiva que solicita el Ministerio Público para Núñez Morel.

“Vamos a perseguir es que el caso se declare complejo porque hay varias víctimas (cuatro) y que obviamente hay una situación y es que los eventos ocurrieron en diferentes fechas, en diferentes lugares, y por eso reúne el caso los requisitos del artículo 369 y también vamos a solicitar el máximo de prisión preventiva para que no haya ningún tipo de obstrucción con relación a las investigaciones”, explicó Portes.

Víctimas narran orgías y amenazas del payaso Kanqui

El ofrecimiento de entrar a los programas, amenazas de despidos si no accedían a peticiones indecorosas, hasta participar en orgías, fueron de la situaciones a que se vieron expuestos cuatro de las presuntas víctimas Kelvin Francisco Núñez Morel (payaso Kanqui).

En el expediente sometido por la Fiscalía de este distrito judicial para solicitar medida de coerción contra el productor de Kanquimanía y del grupo La Pandilla, los testimonios de los presuntos afectados dicen que fueron seducidos y abusados.

En los actos lascivos, según consta en el expediente, muchas veces participó un sobrino político de Núñez Morel, y señaló que al parecer la conducta del payaso motivó el alejamiento de su esposa.

Algunos apenas tenían 13 años y otros 15, aunque hoy día son adultos con edades entre 22 y 27. Ningunas de las víctimas, por temor o vergüenza se atrevieron a mencionar nada a sus familias.

En una ocasión, uno de los afectados contó que se vio obligado a participar de una orgía que involucró al sobrino político de Núñez Morel.

A. M., uno de los afectados narró que tras ser seducido fue llevado a una cama y luego de tocarle el pene le hizo sexo oral e hizo que la víctima lo penetrara por el ano. Cuando cumplió la mayoría de edad, fue despedido del programa infantil.

A. J. A. B, entró al programa con 16 años, pero tuvieron que pasar 11 años para poder destapar lo vivido. Dice que tras siete meses de trabajar junto a Núñez Morel, éste durante un viaje se le insinuó y le tocó en varias partes de su cuerpo.

La joven de ahora 22 años L. M. M. M. dijo que cuando tenía 13 años de edad entró al programa por un concurso de canto y se quedó como parte del mismo al resultar la ganadora. Narró que cuando era traslada a su casa, Núñez Morel la besó en los labios la tocó en sus piernas y la vulva.

En una ocasión al trasladarse a la vivienda de otra integrante del grupo, el imputado la metió a una habitación, la tiró en una cama, la desnudó y le practicó sexo oral e hizo que ésta le hiciera lo mismo.

Tras eyacular, le advertía que no debía contar lo sucedido. Los hechos ocurriendo por tres años.

En el caso de B.J. R. R., la agresión sexual se produjo cuando tenía 17 años cuando ingresó como empleado de la empresa de Núñez Morel.

Una vez se encontraba en el baño y que el imputado salió en ropa interior y de forma sorpresiva se le subió en cima y lo beso en el cuello. La amenaza de despedirlo y botarlo del lugar donde dormía, obligó a que Rodríguez Reyes accediera a practicarle sexo oral y en otra a penetrarlo.

El abogado Félix Portes, apoderado especial de cuatro de las presuntas víctimas, aseguró que estos fueron abusados cuando apenas eran menores con edades entre 13 y 17 años. El jurista dijo que en la acusación contemplan la violación de los artículos, 330, 331 y 396, sobre los delitos de agresión sexual, violación sexual y violencia psicológica practicada por Núñez Morel.

La exproductora Martha Rodríguez figura como quien de forma voluntaria entregó varias fotografías en las que muestra una conversación vía Whatsapp con Clary, la expareja de Kelvin Francisco Núñez Morel.