Al sonar la sirena, empleados de las distintas áreas de trabajo del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones salieron algo presurosos, en busca de un lugar seguro, y a la intemperie. Eran las 10:00 de la mañana. Iniciaba el simulacro de salida del personal y posterior auxilio de quienes resultasen heridos en un terremoto magnitud 7.4 grados en la escala de Richter.

El simulacro, organizado por los organismos de gestión de riesgo, encabezado por el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), contó con la coordinación del Comando Sur de los Estados Unidos, y de manera simultánea fue ejecutado en distintas instituciones públicas y privadas.

Miembros de las distintas instituciones del Ministerio de Defensa y de la Comisión Militar y Policial trabajaron en el rescate de varias personas en diferentes situaciones. Niños y mujeres fueron llevados a lugares seguros. Algunos de los afectados fueron sacados en camilla, y posteriormente trasladados en ambulancias.

En algunas áreas del MOPC, para poder socorrer y rescatar empleados se usaron mandarrias y otros equipos propios para esas labores.

El director de Gestión de Riesgo de Obras Públicas, Francisco Holguín, explicó que la ciudadanía debe estar alerta 24/7 ante la ocurrencia de sismos, contrario a la temporada ciclónica, que abarca desde el primero de junio hasta el 30 de noviembre de cada año.

“Con la realización de este tipo de evento buscamos enseñarle a las personas que los terremotos pueden ocurrir en cualquier momento. Lo que queremos es ejercitar planes de evacuación, que la gente sepa dónde debe ir cuando un evento de esta naturaleza ocurre”, expresó.

Holguín, tras destacar que para el simulacro recibió todo el apoyo del ministro Gonzalo Castillo, se cumplió con requisitos pedidos por el Comando Sur.

En la sede del Club Recreativo y Cultural de MOPC, cuando sonó la alarma, personal de distintos departamentos salió a espacios libres, a campo abierto. La cancha de basket fue el punto escogido. Iniciaba el simulacro del sismo de gran intensidad, que luego se anunció fue de 7.4 en la escala Richter.

Además del MOPC, al simulacro se sumaron en sus distintas sedes, para presentar sus protocolos de evacuación, la Vicepresidencia de la República, Banco Popular, Asociación Popular de Ahorros y Préstamos, Banco Central, Diamond Mall, Altice, Claro y Cervecería Nacional Dominicana, entre otras.

Catorce fallas geológicas, algunas consideradas muy activas, existen en la isla La Hispaniola, por lo que los expertos en sismología pronostican que la ocurrencia de un terremoto puede darse en cualquier momento.