Los Ángeles — Julia Roberts y Spike Lee se dieron cita para celebrar a Denzel Washington, galardonado del año con el Premio AFI a la Trayectoria.
Pero cuando Washington subió finalmente al escenario para recoger el honor anoche, hizo algo inesperado: Washington alejó de sí las luces de los reflectores y le dio una ovación a su esposa desde hace 40 años, Pauletta Washington.
El público con múltiples generaciones de astros de Hollywood, de Michael B. Jordan y Mahershala Ali a Cicely Tyson y Morgan Freeman se unió al actor en el aplauso.
“No estaría vivo sin Pauletta Washington”, dijo. “No sobreviviría”.
Parecía difícil tener un momento destacado en una noche que incluyó la participación sorpresa de Beyoncé (para entregar un premio a la directora Melina Matsoukas) y una conmovedora interpretación de “A Change is Gonna Come” de Sam Cooke en voz de Jennifer Hudson que hizo ponerse de pie a Washington, pero el agasajado lo logró.
Como pudieron constatar Roberts, Tyson y otros a lo largo de la noche, el dos veces galardonado con el Oscar es un hombre que pone primero a su familia. Sentado junto a Pauletta Washington, su hijo Malcolm Washington, Lee, Tyson y los directores Carl Franklin y Ed Zwick, Washington de 64 años fue llevado en un recorrido emotivo por su carrera en Hollywood — de un novato deseoso de trabajar a un astro del cine y aclamado director.
“Todos estamos aquí porque amamos a Denzel”, dijo Lee quien ha dirigido a Washington en cuatro películas (“Mo’ Better Blues”, ”He Got Game”, ”Malcolm X” e “Inside Man”). “Denzel representa nuestra hombría negra”.
Lee, quien dio el último discurso de la noche, comparó a Washington con otros grandes de la cultura negra como Michael Jordan, Ella Fitzgerald y Miles Davis.
“Ese es el extraño aire en el que vive y respira Denzel Washington”, dijo Lee.
Lee agregó que a pesar de que su postura podría ser parcial, “Malcolm X es la más grande actuación en celuloide”.
Otros fueron igualmente efusivos. Roberts recordó que trabajar con él en “The Pelican Brief” fue como “trabajar con los Beatles”.

Como Jamie Foxx lo puso, Washington es “alguien que simplemente es mejor que todos … cuando se trata de actuar”.
“Incluso Leonardo DiCaprio dice, ‘de verdad le tengo miedo a Denzel'”, agregó Foxx.
El Instituto de Cine Estadounidense (AFI, por sus siglas en inglés) convocó a un joven astro para hablar sobre el impacto que ha tenido en su generación Washington.
“El surgimiento del señor Washington fue un momento trascendental para mi generación. Abrió brecha”, dijo Ali. “Su influencia, su alcance trasciende la raza y nadie puede negarlo”.
Michael B. Jordan dijo que le inspiró la historia de que mientras filmaban “Glory”, Washington seguía usando sus cicatrices falsas aun teniendo la camisa puesta. Jordan empleó la misma técnica para su personaje en “Black Panther”.
Chadwick Boseman incluso dijo “No habría ‘Black Panther’ sin Denzel Washington”.
Issa Rae hizo llorar a Washington de la risa al recordar los suspiros de su mamá y su tía al ver las películas del actor cuando ella era niña. Logró entenderlas cuando vio “Devil in A Blue Dress” cuando ya era más grande.
Washington estuvo divertido y atento toda la noche, rio a sus anchas cuando Jodie Foster dijo que todos estaban ahí para “besar tu trasero negro”, y “dilo, Morgan” cuando Freeman hizo una pausa larga tras anunciar con una grosería lo celoso que estaba.
Y cuando finalmente llegó el momento de que Washington hablara él, además de agradecer a su esposa por “40 años de sacrificio, y 40 años de perdón”, Washington usó su momento en el escenario para hablar sobre Dios y aquellos que lo han ayudado.

“Soy la prueba viviente del poder de Dios”, dijo Washington. “Me gusta actuar, me gusta hacer películas … pero mi amor por Dios es más fuerte que todo”.
La 47a gala de Premio AFI a la Trayectoria, organizada junto con Audi, también entregó a Matsoukas la medalla Franklin J. Schaffner, lo que emocionó a todos cuando Beyoncé habló sobre su amiga y colaboradora, quien dirigió su video para “Formation”, entre otros.
“Ella sostiene un espejo para la gente que se ve como ustedes y como se vean y dice ‘ustedes son hermosos, y sus historias cuentan’”, dijo Beyoncé. “Ella se mantiene fiel a sus raíces y a su feminidad en una industria dominada por los hombres”.
Matsoukas dijo que sin ella “no soy la misma voz, no soy la misma creadora”.
La ceremonia será transmitida por TNT a las 10 p.m. el 20 de junio.