FUENTE EXTERNA.- A partir del 7 de diciembre de este año, WhatsApp, la aplicación de mensajería instantánea más utilizada en el mundo, podrá demandar a aquellas personas o compañías que envíen mensajes masivos o automatizados a los usuarios.

Así lo informó la propia plataforma a través de un comunicado, donde señaló que emprenderá acciones legales contra quienes no utilicen la aplicación para uso personal.

“Nuestros productos no fueron diseñados para mensajería automática o masiva, de hecho, ambas prácticas se consideran una violación a nuestras Condiciones del servicio”, indicó la compañía.

Y es que, con millones de usuarios activos diariamente, algunas empresas aprovechan para hacer publicidad enviando mensajes de forma masiva.

La app, propiedad de Facebook, es consciente de que hay “empresas que intentan evadir nuestros sistemas de aprendizaje automático, incluso cuando trabajamos arduamente por mejorarlos”.
Además, agregó que han identificado y evitado que millones de cuentas que cometen abusos operen desde este servicio.

“Debes usar nuestros Servicios de conformidad con nuestras Condiciones y Políticas. Si infringes nuestras Condiciones o Políticas, podemos tomar medidas respecto a tu cuenta, incluida su inhabilitación o suspensión, en cuyo caso no crearás otra cuenta sin nuestro permiso”, advierte.

También informó que, aunque se enfrentan a un gran desafío, están comprometidos a utilizar los recursos necesarios para frenar estas prácticas ilegales que ponen en riesgo la información personal de los usuarios.