Una niña salvó la vida de su hermano, que estuvo a punto de quedar estrangulado por una cuerda que llevaba alrededor del cuello para jugar, esto cuando se subieron a un ascensor en un edificio de Estambúl, Turquía.
El dramático incidente ocurrió el 30 de julio cuando los hermanos jugaban con otra niña en un edificio ubicado en el distrito de Basaksehir.
Los menores tomaron el ascensor para regresar a casa y el niño, de aparentemente cinco años, llevaba una larga soga alrededor del cuello que arrastra por el suelo. Al cerrarse, las puertas del ascensor atraparon la cuerda y empezaron a tirar de ella.
Cuando el elevador empezó a descender el niño quedó colgando de la cuerda dentro de la cabina. Su hermana, dos años mayor, actuó rápidamente sosteniendo al niño por las piernas y al mismo tiempo presionando el botón para cancelar el descenso del ascensor. Finalmente el elevador se detuvo y la pequeña logró liberar a su hermano.
Las imágenes fueron registradas por la cámara de vigilancia del lugar.