Una elefante africana fue captada por la cámara cuando le quita con la trompa la parte superior del bikini a la modelo de Playboy Francia James, que estaba visitando el zoológico de mascotas Myrtle Beach Safari en Carolina del Sur.
Las imágenes muestra a la elefante Bubbles acariciando los pechos de la modelo muestran a James que viste un en un bikini de hilo apenas visible.
Mientras intenta acariciar al animal de 9,000 libras, se puede ver la trompa del animal deambulando por el torso de la mujer, aparentemente olfateándola.
James se ríe torpemente mientras intenta desviar el resoplido del elefante.
«¡ Se sentía como la mano de un hombre grande con una aspiradora de alta potencia conectada!», dijo la modelo. Mientras tanto, el sitio web Myrtle Beach Safari dice que Bubbles, de 34 años, fue rescatada hace más de 30 años, después de que su rebaño fuera asesinado por cazadores furtivos por sus inestimables colmillos de marfil.
Algunos pensaron que fue un movimiento bastante suave por parte de Bubbles, pero otros llaman al truco «tonto» y «falso».
Como escribió un amante de los animales: «No entiendo por qué tienes que filmar animales para promover tu cuerpo».
Desde entonces, James cambió su popular cuenta de Instagram a una configuración «privada».