FUENTE EXTERNA.- Las partículas provenientes de la contaminación puede acelerar infarto al miocardio, ya que la acumulación de las mismas puede producir vasoconstricción y daño severo isquémico, alertó este lunes una investigación mexicana.

El estudio fue realizado por la neuropatóloga e investigadora de la Universidad del Valle de México Lilian Calderón, quien explicó a través de un comunicado que debido a su tamaño nanométrico estas partículas se introducen a través de la inhalación por el tracto respiratorio y son transportadas por el torrente sanguíneo.

Debido a ello, pueden llegar a cualquier órgano, e incluso los bebés en el útero pueden sufrir cambios genéticos.

En su investigación titulada “Nanopartículas magnéticas de contaminación atmosférica derivadas de la combustión -y la fricción- en corazones humanos”, la experta analizó 72 corazones humanos de personas fallecidas en edades de entre 9 y 24 años.

La mayoría de ellos eran residentes de la zona metropolitana de la Ciudad de México, y “a pesar de su juventud, ya presentaban un daño neurovascular significativo y la enfermedad de Alzheimer en evolución”, dijo la especialista.

En el análisis se encontró que estas partículas contienen diferentes materiales orgánicos e inorgánicos, incluyendo endotoxinas y metales que producen un estrés oxidativo importante y alteran cada uno de los organelos del ventrículo derecho e izquierdo.

Esto daña directamente al miocardio y trae alteraciones con consecuencias graves a corto y largo plazo. 

La investigadora también encontró que altas concentraciones de magnetita e hidrocarburos poliaromáticos unidos a partículas, especialmente el benzopireno de alto peso molecular formado durante la combustión, pueden causar leucemia.