FUENTE EXTERNA.- El jefe del Parlamento Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de cincuenta países, aseguró este martes que la negociación con el Gobierno de Nicolás Maduro, auspiciada por Noruega, continúa pese al bloqueo a los bienes estatales venezolanos en EE.UU. anunciados por Donald Trump.

“Estamos actuando en todos los terrenos de lucha para lograr la presión necesaria, para la solución a la crisis (…) continúa el mecanismo del reino de Noruega porque en Venezuela nosotros estamos generando son las condiciones para una solución real a la crisis”, dijo en declaraciones a la prensa.

Desde la sede del Parlamento, el líder opositor indicó que el bloqueo total a los bienes estatales venezolanos en territorio estadounidense anunciado por la Administración de Trump forma parte de la estrategia de presión contra el Gobierno de Maduro.

“Esto no va en contra de Venezuela, va en contra de un régimen que hace negocios a expensas del hambre de los venezolanos”, sostuvo.

Ver también: Venezuela: Oposición mantendrá consultas sobre negociaciones

Insistió en que lo anunciado no afectará la compra de alimentos, medicinas ni a la empresa privada, pero advirtió que “todo el que hoy pretenda lucrarse de la necesidad, de la miseria o vincularse con una dictadura, sepa entonces que tiene convenciéndolas”.

Destacó, en ese sentido, que la sanción “no es un embargo al país”.

“Incluso el Estado o el régimen usurpador puede comprar medicinas, comida, la cual ellos niegan. Tienen una deuda comercial por encima de los 10.000 millones de dólares, no tiene nada que ver con ninguna sanción (…) le deben 4.000 millones de dólares a las farmacéuticas”, remarcó.

Venezuela atraviesa un pico de tensión política desde enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato de seis años que no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional, debido a que el gobernante obtuvo la reelección en unos comicios en los que se prohibió participar a los principales líderes opositores.

En respuesta, el líder del Parlamento venezolano, el opositor Juan Guaidó, se proclamó como presidente interino de Venezuela y consiguió el apoyo de más de 50 naciones, con Estados Unidos a la cabeza.