FUENTE EXTERNA.- Un policía de Denver (EE.UU.) ha sido despedido tras acusar falsamente a una mujer de violación y así evitar el pago de la manutención de su hijo. El agente fue acusado de realizar un informe falso y mentir durante una investigación interna, informaron este jueves medios locales.

El 1 de abril de 2018, el oficial Samuel Sheppard reportó que una mujer entró a su casa cuando estaba incapacitado y se encontraba usando medicamentos recetados durante un período de licencia profesional. El informe señala que la acusada lo violó, y fruto de esta agresión se concibió un niño que nació en octubre de 2017.

Sin embargo, la implicada denunció ante las autoridades que el relato era falso. Las investigaciones determinaron que el hecho ocurrió en enero de 2017 y la licencia a la que hizo alusión el agente fue en noviembre de 2016. Además, existen registros de audiencias sobre manutención infantil en su contra en las que nunca mencionó la presunta agresión.

“La evidencia presentada es que el oficial Sheppard hizo un reclamo infundado de agresión sexual contra el demandante, aparentemente para evitar o limitar sus obligaciones financieras”, señaló la subdirectora de Seguridad, Mary Dulacki.

De hecho, los mensajes de texto entre el policía y la mujer no mostraron señales de que hubo abuso sexual, e incluso se comprobó que aquella noche el agente recogió de su casa a la actual madre de su hijo. Las pruebas apuntan a la existencia de un vínculo sentimental entre ambos, aunque según Sheppard él continuó manteniendo relaciones sexuales porque “el daño ya estaba hecho”.